lunes, 9 de enero de 2012

Presupuesto familiar de un obrero

LA CUESTIÓN SOCIAL: "EL DEDO EN LA LLAGA"


La defensa que me he impuesto de todos aquellos que mensualmente perciben menos de cincuenta pesos, me impele a continuar la serie de artículos sobre la cuestión social.

Note usted que para mí son obreros todos aquellos que perciben como emolumento la cantidad antes mencionada. Le remito para su publicidad el presupuesto doméstico prometido, con cifras y comentarios que demuestran hasta la evidencia la imposibilidad en que  se encuentran ciertos padres de familia para atender a las más elementales necesidades de la vida.

He aquí el presupuesto doméstico de un obrero casado:

  • Casa (dos habitaciones)     $ 10.00
  • Almacén                              12.00
  • Carnicero                               5.00
  • Panadero                               2.00
  • Lechero                                 1.60
  • Sociedad                               1.00
  • Carbonero                              1.00
  • Verdulero                               0.80
  • Rotura de lozas                      0.60
  • Renovación de ropas               6.00
  • Gastos eventuales                  4.00
                                                 $ 44.00

He puesto dos habitaciones porque un obrero casado tiene hijos generalmente, y por razones de alta moral no deben éstos habitar conjuntamente con sus padres.

Note asimismo que no le asigno al jefe de familia ninguna cantidad de vicios. El hombre de familia debe someterse y perder todas sus costumbres una vez que haya tomado estado. Por tal causa merman considerablemente, en relación a la población, los casamientos entre la gente del pueblo. ¿Quién se atreve a tomar estado con los sueldos mezquinos que actualmente se pagan?

Le he pedido a un padre de familia su presupuesto y me ha contestado que setenta pesos no le alcanzaban, en razón de tener siete hijos, a los cuales está en la obligación moral de darles educación hasta los quince años por lo menos.

Voy a terminar exponiéndole un ejemplo demostrativo de la imposibilidad en que se hallan ciertos empleados para poder vivir: Un guarda 4º de la repartición del Resguardo percibe mensualmente $ 24,13 cts., hace servicio de vigilancia nocturna, gastándose $ 0,20 en yerba y puchero diarios para poder pasar la noche, le restan $ 18,00 con los cuales debe mantenerse y mantener a los suyos.

¡Comprenda usted las genuflexiones que tendrá este hombre que hacer para llenar el presupuesto que adjunto!


Artículo de Ramón Vázquez publicado en "Diario Nuevo" de Montevideo el 22 de junio de 1905.                                           

No hay comentarios.: