miércoles, 25 de enero de 2012

Los querubines de la Madonna de San Sixto


Obsérvese que aún cuando el grabado representa a dos niños, tienen éstos cierta expresión que no se halla en la realidad y que corresponde al ideal del autor, quien ha simbolizado en dichas imágenes a dos ángeles (querubines) en la actitud de contemplar la belleza divina.

Rafael Sanzio nació en Urbino (Italia) en 1483 y murió en 1520. Se le considera como uno de los más ilustres pintores de todos de todos los tiempos. Entre sus muchas obras descuella: La Madonna de San Sixto (que se conserva en el museo de Dresden) y La Transfiguración (que se halla en el Vaticano). 

En el primero de dichos cuadros se representa a la Virgen con el niño Jesús en brazos. Ambos se hallan en el cielo, entre nubes y rodeados por una gloria de querubines. A la izquierda está San Sixto (el Papa Sixto II), y a la derecha Santa Bárbara. Ambos se hallan en la Tierra adorando a Nuestra Señora. En el balaustre que forma el borde inferior del cuadro, están los dos angelitos que representan nuestro grabado.

En el arte se aplica la palabra italiana "madonna" a la pintura o escultura que representa a la Virgen María con el niño Jesús. Muchos de los grandes artistas han pintado madonnas. Entre éstas se han hecho famosas: La Madonna del Cardellino (del jilguero), la de San Sixto, la de la sedia (de la silla), las tres pintadas por Rafael; La Madonna del Consiglio (del consejo), por Ticiano y La Madonna de las Rocas, por Leonardo de Vinci.


NOTA: Nótese que todos los grabados que publicamos reproducen fielmente las mejores fotografías directas de los cuadros famosos.



Del libro escolar "VIDA" de José Henriques Figueira; Casa A. Barreiro y Ramos, Montevideo, 1938.

2 comentarios:

Lucas dijo...

Conocía esos ángeles pero no conocía su historia y me resulta muy interesante. Es más, esos angelitos son mucho más conocidos que la propia virgen pintada por Rafael.

Parlanchín dijo...

A mi también siempre me llamaron la atención esos angelitos tan singulares...