viernes, 16 de enero de 2015

Cuatro reglas que deben observarse para mantener en buen funcionamiento un reloj


1 - Dar cuerda al reloj una vez al día, siempre a la misma hora, preferiblemente de mañana.

2 - Si se posee un reloj de bolsillo, debe mantenerse en posición vertical durante la noche. No debe colocarse sobre una mesa, sino colgarlo de un clavito. Los expertos aseguran que así funciona mejor.

3 - Es necesario hacer limpiar y lubricar el reloj por lo menos una vez al año.

4 - Proteger el relojo de la humedad, del polvo y de la intemperie.

De la "Enciclopedia Estudiantil" N° 35, Editorial Codex, 19 de noviembre de 1961.

sábado, 3 de enero de 2015

Una ciudad de Marte soñada por un artista


En el grabado el artista norteamericano John Cameron nos muestra las maravillas de una ciudad de Marte, tal como la concibió. Se ven grandiosos canales en todas las direcciones, surcados por embarcaciones de los marcianos que se deslizan sobre el agua, y amplios andenes que se supone sirven de acceso para el público que se embarca en los navíos aéreos.

De "El Tesoro de la Juventud o Enciclopedia de Conocimientos"; Tomo VI; W. M. Jackson, Inc. Editores; s/f.                             

lunes, 29 de diciembre de 2014

La primera fotografía de la Gran Nebulosa de Andrómeda (29-XII-1888)


Hace exactamente 116 años, un 29 de diciembre de 1888, el astónomo inglés Isaac Roberts(1829-1904) obtenía la primera fotografía de la Gran Nebulosa de Andrómeda, catalogada como M 31 según el catálogo elaborado por Charles Messier. Obtuvo este imagen exponiendo una placa fotográfica durante cuatro horas adosada a su telescopio reflector de 20 pulgadas de apertura. Cabe recordar que por entonces la astrofotografía constituía una verdadera novedad de la cual Roberts fue un gran pionero que permitió dar un gran salto en esta materia.

domingo, 28 de diciembre de 2014

¿Cuántas personas hay en este grabado?

Hacer click en la imagen para ampliarla

En este grabado vemos claramente a varias personas; pero, a más de ellas hay otras indicadas, bien por alguna parte de su cuerpo, bien por otra relación. Si encontramos hasta cincuenta y seis, hemos dado con la solución del acertijo.         

domingo, 21 de diciembre de 2014

Que es un año de luz



Tan largas son las distancias en el universo que los kilómetros son medidas insignificantemente pequeñas para los astrónomos, viéndose precisados a medir en el espacio por la distancia que la luz viaje en un año. Un año-luz tiene nueve billones, seiscientos cincuenta y cuatro millones de kilómetros. ¿Cuán atrás, o retrasado en la historia, quedaría un automóvil que corriera a razón de ochenta kilómetros por hora hasta cubrir la distancia que un rayo de luz corre en un año? La respuesta es asombrosa. Ese automóvil correría hacia atrás todas las edades hasta llegar a la aparición del hombre sobre la tierra; atravesaría los grandes períodos de los mastodontes y saurios y dragones voladores, y llegaría aún más allá de los días del iguanodonte y los grandes bosques carboníferos.

De "El Tesoro de la Juventud o Enciclopedia de Conocimientos"; Tomo III; W. M. Jackson, Inc. Editores; s/f. 


viernes, 21 de noviembre de 2014

Los dinosaurios del Parque Hagenbeck


Diplodocus: Esculura de tamañan natural, existente en el Parque Hagenbeck de Hamburgo. El Diplodocus era un reptil herbívoro que vivía en el Jurásico y que medía 30 m. de largo.



Triceratops: Reproducciones escultóricas de uno de los principales reptiles marchadores de la Era Secundaria.



Estegosaurio y Ceratosaurio: Representación escultórica de una escena de combate entre ambos dinosaurios.

Del texto "Ciencias Geográfica III: El Uruguay en el mundo" del Prof. Elzear S. Giuffra; A. Monteverde y Cía, Palacio del Libro, Montevideo, 1939.

miércoles, 12 de noviembre de 2014

El encanto del libro en papel


Pese a tener múltiples ventajas, el libro electrónico jamás podrá hacer sombra al encanto y a la calidez del libro de papel de toda la vida.

Los libros electrónicos están de moda y son súper cool, eso no se puede negar. Es increíblemente práctico tener una novela de más de 800 páginas metida en un pequeño aparato que pesa menos de 200 gramos. Además, ¡también puedes guardar 1.000 novelas más en el mismo dispositivo! Toda la biblioteca de tu casa metida en un aparato del tamaño de una fina y pequeña agenda. Y qué decir del aspecto económico, ¡los libros electrónicos pueden llegar a costar hasta 10 veces menos que sus hermanos de papel! No obstante, todas estas ventajas jamás podrán hacer sombra al encanto y a la calidez del libro de papel de toda la vida.

El libro electrónico es frío, está lleno de circuitos, está hecho de materiales extraños y es esclavo de la electricidad. ¿Dónde queda el placer de pasar las hojas de un libro una a una y sentir su grosor y su textura entre los dedos? Sí, un libro de papel lo sientes, como si tuviera vida, incluso puedes llegar a sentir los latidos de su corazón, el alma del árbol que nació de la tierra para convertirse en papel. ¿Y su olor? Muchos libros tienen un olor tan característico y agradable que te acompañan a lo largo de toda la lectura. Y pasado un tiempo, cuando vuelves a tener ese libro entre las manos y lo hojeas, ese olor te trae de vuelta las sensaciones vividas mientras lo leías y los recuerdos de aquella época en la que estabas atrapado por él.

Bellos lomos de miles de colores y formas duermen en las estanterías. Un arco iris en el salón de casa. El libro electrónico ha condenado a muerte las librerías de las casas. ¿Acaso existe en una casa algo más bello que una librería? Una casa no es un hogar si no tiene libros. En las estanterías, sobre la mesa, en la mesilla de noche, en el cuarto de baño… Incluso como soporte para elevar la pantalla del ordenador unos centímetros más. Los libros le dan calidez a una casa. El libro electrónico no quiere ser tu amigo, no te dejara tomar notas o hacer figuras en los márgenes o entre líneas a lápiz (¡oh, los lápices!), y te convertirá en su esclavo allá donde vayas, pues dependerás de la electricidad y vivirás con el constante miedo de que te roben tan apetecible aparatito electrónico, un caramelo para los amigos de lo electroajeno.

Un libro de papel, en cambio, jamás será tan atractivo para los cacos y podrás llevarlo tranquilamente a la playa, al parque o en el tren. Además, si se te cae al suelo, el libro de papel no se rompe y no pierde información, lo podrás seguir leyendo. Si se moja, su bonito traje se estropeará y se pondrá feo, pero seguirá siendo útil, en la mayoría de los casos. ¡Larga vida al libro de papel!

Vía: Zuzeu.com