sábado, 31 de diciembre de 2011

Consejos a los campesinos


Hijos de labradores y estancieros, no abandonéis vuestros fértiles campos, vuestras verdes cuchillas. ¿Acaso preferiríais la atmósfera pestilente de la ciudad al aire puro y sano de la campaña;  las cuatro paredes ennegrecidas de un estrecho cuarto al hermoso cielo azul; la esclavitud del taller a la envidiable libertad de que gozáis?

No abandonéis, amigos míos, al hogar querido, donde fue mecida vuestra cuna por cariñosos padres; no abandonéis el campo, la estancia que brindan a sus amigos el bienestar y riqueza.

El campo es luz, pan y vida;
Es amor, sosiego y fe.
¡Floridenses, a la Florida!
¡Maragatos, a San José!

Pero no seáis rutinarios; adoptad los nuevos métodos preconizados por los Anales de Asociación Rural y la Escuela de Agronomía. Aplicad los descubrimientos de ciencia moderna; sed los primeros en concurrir a las exposiciones agrícolas y ganaderas, y nada tendréis que temer la competencia extranjera.

De la "Geografía especial de la República Oriental del Uruguay" de Pedro Martín, Talleres Gráficos Prometeo, Montevideo, 1932.

No hay comentarios.: