miércoles, 4 de abril de 2012

Ópera III: "El Barbero de Sevilla" de Gioacchino Rossini


Dos actos
Música de Rossini
Letra de Sterbini
Estrenada en Roma
Fecha: 5 de febrero de 1816
Lugar de la acción: Sevilla
Época: Siglo XVII

Beaumarchais escribió Le Barbier de Séville, Le Mariage de Figaro y La Mère Coupable. Sobre la primera se hizo un libreto para esta ópera y de la segunda se sacó el de una de Mozart.

El conde de Almaviva, noble sevillano, enamora a Rosina, huérfana que vive con su tutor, el doctor Bartolo, y es discípula de canto de don Basilio. Frente a la casa de Rosina vive el barbero Fígaro, que ayuda al amor. El tutor quiere casarse con la pupila. Ésta es la urdimbre de la ópera. He aquí su trama: Almaviva da una serenata a Rosina, pero no logra que ésta se asome. Pide amparo a Fígaro, que se lo ofrece y, por lo pronto, le sugiere que, disfrazándose de soldado, podría entrar en casa de Rosina.

Don Bartolo, por su parte, se alía con don Basilio para el logro de sus planes: él se casará con Rosina por las buenas o por las malas. Don Basilio también sugiere algo a don Bartolo: una calumnia que inutilice al conde. Éste llega a presentarse en la casa como alojado y, a punto de ser detenido, revela su personalidad al oficial que lo va a detener, y con esto se salva. Para todos los demás, incluso Rosina, el conde es ahora Lindoro.

Segunda tentativa del enamorado. Llega atrevidamente a la casa y se presenta como profesor de canto, diciendo que don Basilio está enfermo. Mientras da la lección, Fígaro afeita a don Bartolo... y se presenta don Basilio, que, claro es, no está enfermo. Gran sorpresa, y resolución heroica de Fígaro, que dice al verdadero profesor que con "aquella fiebre" ha ha debido salir a la calle... y al tomarle el pulso le pone en la mano la clásica bolsa de oro, que tantos problemas escénicos resuelve.

Se retira don Basilio, y don Bartolo queda en ascuas. El conde se retira también y entonces el tutor lanza la calumnia: su amante está dispuesto a abandonarla. Indignación de Rosina contra Almaviva y contra Lindoro y Fígaro, a quien cree cómplice del mal designio de aquél. La muchacha está dispuesta a casarse con el tutor, y éste llama a un notario.

Se presenta Almaviva y le explica todo a Rosina. Secretamente se sustituye en el acta notarial el nombre de don Bartolo por el del conde. El tutor ya no tiene más remedio que bajar la cabeza. Almaviva, noble y andaluz, renuncia al caudal de Rosina y tutti piú o meno contenti.

Se cuenta que Rossini escribió la ópera en trece días. El estreno fue un ruidoso fracaso, debido, en parte, la impermeabilidad de cierta parte del público, y en parte a la fatalidad, que produjo varios accidentes desgraciados, uno de ellos la desaparición de la guitarra del conde y la rotura de una cuerda al intentar afinarla.



Obertura de "El Barbero de Sevilla"


De "El Libro de la Ópera" de Juan Ríos Sarmiento; Editorial Juventud Argentina, Buenos Aires, 1944.

1 comentario:

Parlanchín dijo...

GIOACCHINO ROSSINI Italia [1792-1868]

Compositor romántico sensiblemente dotado para el melodismo y los efectos escénicos de la temprana ópera romántica. Entre los 18 y los 30 años estrenó más de 30 óperas, entre las que se destacaron obras ineludibles del repertorio escénico de cualquier teatro como las óperas serias Tancredi y Otello, o las cómicas La escalera de seda, La italiana en Argel, La Cenicienta o su obra maestra, El Barbero de Sevilla. Rossini fue un maestro en el manejo de conjuntos de solistas, con gran dominio del crescendo, usando las repeticiones y secuencias que suben en intensidad y hacia el agudo. Después del relativo fracaso de Semiramide, se trasladó a Londres y luego a París, donde compuso algunas obras de color local, como la Grand Opera Guillermo Tell. A partir de 1829 se dedicó exclusivamente a componer música para piano y religiosa.