lunes, 4 de junio de 2012

Los grandes canales

El vapor Ancón inaugurando oficialmente el Canal de Panamá el 15 de julio de 1914.

La conveniencia de acortar los viajes por razones de tiempo y economía, ha hecho emprender obras tan costosas como son los canales que ponen en comunicación a dos mares rompiendo el istmo que los separaba. Hoy existen cuatro de esta clase: el de Suez, el de Kiel, el de Corinto y el de Panamá.

El canal de Suez, debido a la perseverancia del ingeniero francés Fernando de Lesseps, quien hubo de vencer las vacilaciones del público, la malquerencia del extranjero y aún dificultades financieras, se empezó a construir en 1859 y se inauguró en 1869. Posteriormente nuevos dragados han aumentado su profundidad, de acuerdo con las necesidades de la navegación moderna. Su longitud es de 169 kilómetros, su anchura al nivel del agua de 70 a 110 metros, su profundidad de 9 a 9 y medio metros.

El movimiento marítimo de este canal es de gran importancia: millares de buques al año, que se dirigen en su mayoría a la India y al extremo Oriente, hacen su travesía por esa importante vía de comunicación, abandonando la antigua del sur de África.

El canal de Kiel, inaugurado en 1895, se construyó por motivos no sólo económicos, sino estratégicos: corta por el sur la península de Jutlandia, y gracias a él los buques de guerra alemanes pueden pasar del Báltico al Mar del Norte, sin preocuparse de los estrechos daneses.

El canal de Corinto, cuya construcción se llevó a cabo de 1892 a 1893, aísla la península de Morea, evitando su rodeo a los buques que viajan entre el Mar Jónico y el Egeo.

Actualmente los norteamericanos, continuando la empresa en que fracasó ruidosamente una compañía francesa, dirigida por el mismo Lesseps, que el primero que intentó realizar el pensamiento, han dado término a la apertura del canal de Panamá, que permitirá el paso de los buques desde el Mar de las Antillas al Pacífico, favoreciendo los intereses de todas las regiones bañadas por el océano que descubrió el célebre navegante español Vasco Núñez de Balboa.

En virtud de un tratado que celebró la naciente república de Panamá con los Estados Unidos, la arteria principal, que forma la zona del canal interoceánico, pertenece a esta última nación, inclusive los dos puertos extremos de Ancón, junto a Panamá, y Cristóbal, contiguo a Colón.

El canal de Panamá, la obra más grandiosa y útil de los tiempos modernos, abierto bajo un clima mortífero, en terreno montañoso, erizado de rocas abruptas, mide 75 kilómetros de largo. Para su construcción ha sido necesario extraer más de 10 millones de metros cúbicos de tierra y piedra.

Una nave española, como demostración a la nación que más sacrificios hizo por la civilización de América, será la primera en surcarlo en la próxima inauguración oficial. 

Por último, actualmente se construyó por los alemanes la vía interna más importante del mundo, que une el Rin al Danubio por medio de río Maine, es decir, un canal a través de Europa, de una importancia comercial incalculable.


De "Lecturas Complementarias para las Escuelas Urbanas" por Joaquín Mestre; Imprenta de Dornalache Hermanos, Montevideo, 1927.

No hay comentarios.: