sábado, 13 de abril de 2013

El fin de la monarquía en el Brasil


No podemos aquí volver a analizar los acontecimientos que irán a precipitarse los últimos veinte años del régimen monárquico. Sin embargo, es necesario no olvidar la influencia de los acontecimientos internacionales, políticos y sociales de la época, que tendrán enorme influencia al terminar el Imperio, como por ejemplo: la guerra con el Paraguay, la convivencia que se establece entonces entre la oficialidad brasileña y los aliados argentinos y uruguayos; las repercusiones de la Guerra de Secesión de los Estados Unidos; la aventura de Maximiliano en México y, por fin, la caída del Imperio de Napoleón III y la instauración de la Tercera República en Francia. Todo esto contribuirá a acelerar la caída de la monarquía.

Pero es necesario reconocer también, como lo hace el primer ministro de Justicia del gobierno republicano provisional, que fueron los militares los responsables inmediatos de la proclamación de la República en el Brasil, el 15 de noviembre de 1889. "El hecho fue de ellos (de los militares), de ellos solos, porque la colaboración de elemento civil fue casi nula. El pueblo asistió a aquello, entorpecido, atónito, sorprendido, sin saber lo que significaba." No fue el efecto de la propaganda lo que trajo la República. Fue la paciencia agotada de los militares frente a los errores de los últimos gobiernos de la monarquía, lo que los determinó, al final, a derrocar, "entre el almuerzo y la comida", como comentó un escritor de la época, el viejo régimen monárquico...

La propaganda republicana se ejerció "con vaguedad e indecisión, insistiendo en la necesidad de la sustitución de la monarquía por la República pero sin detenerse jamás en la determinación de las características esenciales del nuevo régimen, en oposición de las de aquel que se pretendía destruir y sin decir nada en cuanto a sus medios o procesos de acción práctica." La República -una vez más se repite el hecho en nuestra historia como para confirmar la índole pragmática de nuestro espíritu- será también una improvisación...

De "Esbozo de una historia de las ideas en el Brasil" de Cruz Costa; Fondo de Cultura Económica, México, 1957. 

No hay comentarios.: