domingo, 30 de agosto de 2009

La tetera de Russell


Bertrand Arthur William Russell fue un filósofo, matemático y escritor británico. Russell tuvo una vida apasionada, intensa y larga. Llegó en 1950 a consiguir el premio Nobel de literatura.

En 1952 el diario Illustrated le encargó un artículo que consistiría en una clara comparación con la religión y el escepticismo de las verdades irrefutables de la misma:

"Si yo sugiriera que entre la Tierra y Marte hay una tetera de porcelana que gira alrededor del Sol en una órbita elíptica, nadie podría refutar mi aseveración, siempre que me cuidara de añadir que la tetera es demasiado pequeña como para ser vista aún por los telescopios más potentes. Pero si yo dijera que, puesto que mi aseveración no puede ser refutada, dudar de ella es de una presuntuosidad intolerable por parte de la razón humana, se pensaría con toda razón que estoy diciendo tonterías. Sin embargo, si la existencia de tal tetera se afirmara en libros antiguos, si se enseñara cada domingo como verdad sagrada, si se instalara en la mente de los niños en la escuela, la vacilación para creer en su existencia sería un signo de excentricidad, y quien dudara merecería la atención de un psiquiatra en un tiempo iluminado, o la del inquisidor en tiempos anteriores."


Un saludo a todos

2 comentarios:

Max Birrax dijo...

Absolutamente cierto... :( ¡Saludos!

Parlanchín dijo...

Gracias amigo por opinar siempre en mi blog lo que me da ánimos para seguir adelante con él. También ha sido una satisfacción para mí ver esas banderitas de las vistitas donde puedo ver que hay gente de varios países que pasa por aquí aunque no deje comentario. Eso es bueno.