viernes, 12 de junio de 2009

El Pendrive de Asimov

Este es un extracto de la genial novela del legendario Isaac Asimov titulada “El fin de la Eternidad” (publicada en el año 1955):

“…usaba una grabadora molecular fabricada en el Siglo 25. Era un cilindro delgado, de unos diez centímetros de largo por dos de diámetro, y de color castaño oscuro. Cabía fácilmente en cualquier bolsillo o en el forro del vestido, según el estilo del traje, o bien podía usarse suspendido del cinturón, de un botón o de la muñeca. De cualquier modo que se llevase, la grabadora tenía una capacidad de unos veinte millones de palabras en cada uno de sus tres niveles de energía molecular.”





Veamos:
Si suponemos que, independientemente del idioma, cada palabra tiene en promedio unas 15 letras (incluyendo los espacios, signos de puntuación… y siendo muy partidarios de Isaac Asimov), entonces la capacidad del “pendrive de Asimov” es:


20.000.000 de palabras x 15 letras x 3 niveles moleculares = 900.000.000 de bytes = 900MB.

Nuevamente, la humanidad se ha adelantado a las predicciones de un gran genio visionario (además de pensador, escritor y científico). Sin duda alguna, aunque era un crítico muy pesimista de la sociedad moderna, Isaac Asimov estaría orgulloso… pues apenas en el siglo XXI, la humanidad ha sido capaz de crear una maravilla tecnológica muy superior a lo que él pronosticaba para el siglo XXV!
…nada mal, no les parece? xD

3 comentarios:

Max Birrax dijo...

Hay personas con una visión preclara del futuro, ¡qué envidia! Saludos,

Parlanchín dijo...

Asimov es uno de mis escritores favoritos y una de las personalidades que mas admiro. Sus obras de ciencia ficción asi como sus libros de divulgación han ejercido gran influencia en mi manera de pensar y creo que en la tuya también Max. Me atrevo a afirmarlo.

OmYkron dijo...

no es tan asi, 1byte = 1 letra
20000000 letras 20 Mbytes
x 3 = 60 Mbytes...
chiquito el pen drive
pero bien el paralelismo!!

esta bueno el blog!!