jueves, 10 de abril de 2008

¿Algún donante en la sala?


Las cosas raras parecen solo suceder en China, y para muestra un botón. En la clínica Shu Bun de Pekin de donación de esperma tienen la bondad de hacerte un trabajito y encima te pagan. Eso sí me da a mi que es un poco frío el temita. Le falta pasión. Si esto pasará en Uruguay habría cola hasta el Chuy.

2 comentarios:

El alemán dijo...

jajajajajajajajajaja, imaginate cuando les preguntan a estas chicas, ¿y de que trabajan? :P

Anónimo dijo...

con tan rico masaje de glande , donaria semen cada semana........................